Archivos por Etiqueta: Monclova

MOVILIZARSE PARA BUSCAR DESAPARECIDOS

Vanguardia

La versión publicada ayer en las páginas de VANGUARDIA se confirmó de manera oficial en el transcurso de la jornada: tal como se dio a conocer, cuatro estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Administración, de la Universidad Autónoma de Coahuila, en la ciudad de Monclova, fueron plagiados el viernes anterior por sujetos desconocidos.

Con la confirmación de la especie vino también el señalamiento oficial en el sentido de que se ha realizado un importante despliegue de elementos para dar con el paradero de los estudiantes desparecidos.

El propio subProcurador para la Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas, Juan José Yáñez Arreola, se trasladó ayer a Monclova para encabezar los trabajos de investigación y búsqueda en los cuales trabaja en forma coordinada personal de la Procuraduría de Justicia de Coahuila y de la Policía Federal destacamentada en la entidad.

Los datos conocidos indican que los padres de los estudiantes realizaron la denuncia apenas unas horas después de que se les considera desaparecidos, pues de acuerdo con la versión difundida, el jueves anterior habrían salido de clases a las 10:30 de la noche pero no llegaron nunca a sus casas, razón por la cual se dio aviso a las autoridades al medio día del viernes.

Teóricamente pues, las autoridades habían iniciado las investigaciones casi tres días antes de que los hechos se hicieran públicos en nuestra edición de ayer y al menos dos días antes de que la versión de lo ocurrido comenzara a circular en las redes sociales.  Leer más de esta entrada

Comunicado de prensa: Exigimos la presentación con vida de los cuatro estudiantes de la UA de C

Exigimos la presentación con vida de los cuatro estudiantes de la UA de C

Saltillo, Coahuila, 16 de abril de 2013

A través de las redes sociales y los medios de comunicación nos hemos enterado de la desaparición de cuatro estudiantes de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C) hechos ocurridos el jueves 11 de abril del presente año en la ciudad de Monclova, Coahuila.  Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC) y el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, exigimos la presentación con vida de los cuatro estudiantes universitarios Cecilia Picazo, Marlyn Peña, Cintia Rivera y Carlos Núñez.

Es lamentable que crímenes como la desaparición sigan ocurriendo en nuestro estado. FUUNDEC desde su nacimiento, ha exigido que se implementen medidas de no repetición para que esta tragedia no embargue a ninguna familia más en el Estado ni en el país. No queremos que ninguna familia sufra la incertidumbre de no saber donde está su ser querido. ¡Exigimos ni uno más!

El Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias, en su informe  sobre su misión a México en el 2011, le recomendó al Estado mexicano reconocer la dimensión del problema como primer paso necesario para desarrollar medidas integrales y efectivas para su erradicación. Si bien es cierto que en el 2013 México reconoce la magnitud de la tragedia humanitaria por la que transita el país en el tema de las desapariciones, aún estamos lejos de que se desarrollen garantías de no repetición.

Instamos a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a coordinar esfuerzos para la búsqueda y localización de Cecilia, Marlyn, Cintia y Carlos estudiantes de la UA de C y de los cientos de desaparecidos en el Estado de Coahuila. Les recordamos que los primeros días son fundamentales para recuperar pistas importantes que ayuden a localizarlos.

A sus familias les decimos que no están solos, que nos unimos a ustedes en solidaridad y apoyo y exigiremos juntos la PRESENTACIÓN CON VIDA de sus todos los desaparecidos y desaparecidas en Coahuila.

Con una incansable búsqueda

Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila | Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios AC

Comunicado de prens: Exigimos la presentación con vida de los cuatro estudiantes de la UA de C

Familiares de desaparecidos sufren el calvario por encontrarlos

excelsior_logo

Ni la fiscalía local, ni la federal, ni ningún cuerpo policial; los verdaderos protagonistas de las investigaciones sobre desaparecidos en México son los familiares

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero.- Ni la fiscalía local, ni la federal, ni ningún cuerpo policial; los verdaderos protagonistas de las investigaciones sobre desaparecidos en México son los familiares, quienes denunciaron hoy que arriesgan sus vidas por saber el paradero de sus parientes, ante la pasividad de las autoridades.

«Como personas hemos investigado, nos hemos metido en muchos lugares, hemos recibido amenazas de muerte… Toda la investigación que está en las averiguaciones ha sido hecha por nosotros», dijo a Efe Brenda Rangel Ortiz, cuyo hermano Héctor desapareció en 2009 en Monclova (Coahuila) junto con otras dos personas.

Desde entonces, ella no ha parado de luchar por encontrarlo. Proporcionó a las autoridades la matrícula de la patrulla que detuvo a su hermano, compró «en el mercado negro» la lista de sus llamadas de teléfono, consiguió los estados de cuenta de las tarjetas que se usaron tras la desaparición e incluso las IP de los ordenadores desde los que se efectuaron las compras.

Cuando acuden a la fiscalía para ver los avances de la investigación, las respuestas son siempre las mismas, «no hay avances», «no hay presupuesto», ni personal para buscar a los desaparecidos.

«No hay investigación, lo que nos hace pensar que las autoridades también estén interviniendo en las desapariciones», dijo Rangel, quien apuntó como hipótesis que su hermano pueda estar siendo secuestrado, obligado a trabajar.

Un grupo de organizaciones civiles y de familiares de personas desaparecidas denunciaron hoy en una conferencia de prensa la pasividad de las autoridades en las investigaciones para encontrar a sus seres queridos.  Leer más de esta entrada

Esclavos especializados

ANIMAL POLÍTICO/ MÉXICO, DF.

Es 25 de enero de 2009, y el ingeniero José Antonio Robledo Fernández habla por teléfono con su novia, mientras se estaciona frente a un servicio de autopartes en Monclova, Coahuila. Es originario de la capital mexicana, pero radica desde hace más de un año en esta ciudad norteña, donde labora para la empresa constructora ICA Flour Daniel.

José Antonio habla un perfecto inglés y tiene experiencia en encarpetado e instalación de antenas, aunque por el momento su responsabilidad es vigilar a las firmas subcontratadas por ICA en este municipio.

Trabajar en Monclova es una oportunidad para reunir dinero y poder casarse. Ignora sus peligros. Ignora que Los Zetas cobran aquí el llamado «derecho de piso» a la empresa que lo ha contratado, y desconoce, también, que algunos de sus compañeros son, en realidad, agentes del grupo delictivo.

Después de estacionar su Xtrail modelo 2004, José Antonio es abordado por tres hombres armados.

-¿Con quién trabajas? -pregunta uno.

-Con ICA -responde el ingeniero civil.

-Dame las llaves y súbete -le ordenan.

La llamada telefónica que José Antonio sostiene con su novia no se ha cortado y ésta escucha, además de esta breve conversación, los golpes que su pareja recibe.  Leer más de esta entrada

Desaparecer en Coahuila

La incertidumbre significa estar muerto en vida. Es distinta a la ignorancia; es cierto, lo que no se sabe no hace daño, pero lo que se intuye, se percibe, lo que es posible pero no probable, es como un disparo con .22, que destroza todo por dentro, pero deja incólume el cerebro, la razón, el hálito.

Inicié el esfuerzo por imaginar y escribir una novela sobre los secuestrados. Ésta se transformó en una investigación sobre los desaparecidos, que ha transido mi equivocada percepción de la realidad. El dolor es imperecedero. Transcribo el correo electrónico de María Guadalupe Fernández Martínez, madre de un desaparecido. Pronto aprendí a admirarla, a respetarla:

Le agradezco mucho toda la información que me envía, y me disculpo porque el tiempo es devastador para nosotros en la cuestión emocional.

No recuerdo si le platiqué que estamos en un grupo de “padres en duelo”, con una reunión semanal de autoayuda; en verdad nos ha ayudado mucho, somos la excepción, porque nuestro hijo está desaparecido, no muerto. Cuánta razón tienen en afirmar que si el primer año es difícil después de una muerte, el segundo es peor, y así ha sido; mi hijo, en enero, cumplió 2 años de dolorosa ausencia. Leer más de esta entrada

MARCHAN QUERETANOS POR LA PAZ

Leer más de esta entrada

3 queretanos desaparecidos en Coahuila

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: