Archivos en la Categoría: El Pais

Familiares de desaparecidos protestan en México durante el Día de la Madre

El País

“Hoy no tenemos nada que celebrar”, dice desesperada Yolanda Morán, una madre de Guanajuato que lleva cuatro años, cuatro meses y 12 días sin saber dónde está su hijo. En su caso se lo llevaron militares mientras hacía un recorrido en coche trabajando para una empresa de seguros. Cinco agentes fueron detenidos y asesinados después en la cárcel, pero nada se supo de su paradero. “El expediente está paralizado”, señala. Como su caso, el de Selena Delgado, una muchacha que desapareció en abril de 2010, de 14 años, en el Estado de México. “Se despidió para ir al colegio como todos los días, ella estudiaba secundaria, y nunca volvió”, asegura su madre. Sospechan de su dentista, una persona con un padre influyente, por lo que, denuncia, “nadie busca”. Las autoridades han llegado a decirle que la niña se fue con su novio, nada más. También Ana, de Honduras, busca a su hijo, Oscar Antonio López, desaparecido en Puerto Vallarta hace más de 3 años. “Hoy cumpliría 23”. Desde enero de 2010 no sabe nada de él. Megáfono en mano pide a las autoridades que se “toquen el corazón y sientan el dolor que como madres” ellas padecen, lo que describe como “una agonía en vida”.

Estos son solo tres de los cientos de testimonios de quienes marchaban este viernes por la capital mexicana, durante la protesta llevada a cabo por distintas organizaciones, entre las que se encuentra Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, con motivo del Día de la Madre. Este es el segundo año que se unen para denunciar la “nula respuesta” de las autoridades en la que han bautizado como Marcha de la Dignidad Nacional. “Cuando se llevaron a nuestros hijos, nos robaron la mitad de la vida. Esta otra mitad que nos queda es para buscarlos y para atender al resto de nuestra familia”, alega una de las mujeres.  Leer más de esta entrada

Las víctimas reclaman al Gobierno de México diálogo y más transparencia

Las organizaciones civiles piden al Ejecutivo de Peña Nieto datos incontrovertibles y claridad en su plan de seguridad

La primera puesta en escena estadística de los resultados del Gobierno de Enrique Peña Nieto en materia de seguridad no ha logrado convencer de lleno a las organizaciones de víctimas mexicanas. El origen de los datos presentados este miércoles por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que mostraban una caída del 17% en homicidios relacionados con el crimen organizado y del 25% en secuestros, les parece brumoso. E insisten en que el Ejecutivo debe explicar de una vez la función que tendrá el nuevo cuerpo de seguridad que está creando, la Gendarmería, y someter este proyecto a debate público en el Congreso y con la sociedad civil.

Para empezar, la fuente de las cifras expuestas por Osorio Chong es motivo de duda. La presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, afirma que los datos de raptos de marzo aún no han sido publicados en la base del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y que por lo tanto no son contrastables. “Ellos pueden decir lo que quieran, pero nosotros no podemos corroborarlo”. María Elena Mora, que dirige Causa en Común, critica que el Gobierno no explique el método con el que separa los asesinatos vinculables al crimen organizado de los asesinatos comunes, una distinción difícil de hilvanar y que no se hace en el conteo del antedicho Sistema Nacional. “Creemos que muchos de los crímenes que atribuyen al crimen organizado no son del crimen organizado, y si México tiene un problema tan grave de homicidios, tenemos que tener datos de todos. Distinguirlos es muy relativo. No entiendo por qué los presentan diferenciados”.  Leer más de esta entrada

El dolor de las víctimas une a México

El presidente Calderón pide perdón a familiares de asesinados por el narcotráfico ante la incapacidad del Estado para proteger a los civiles

Nunca se había visto a Felipe Calderón conmovido, rodeando con sus brazos a una víctima de la violencia, consolándola. Fue el jueves, en el castillo de Chapultepec, en una jornada que pasará con letras grandes a la historia de México. Cinco años después de haber iniciado una guerra que ya ha costado 40.000 vidas, el presidente de la República aceptó reunirse con una representación de las víctimas encabezada por el poeta Javier Sicilia. Toda la nación pudo ver en directo el dolor de los que, además de sufrir la pérdida de un ser querido, vienen padeciendo el desprecio -cuando no la sospecha- de las autoridades. “Mire bien nuestros rostros, señor presidente”, le habló Sicilia, “somos víctimas inocentes. ¿Le parecemos bajas colaterales? ¿Números estadísticos? ¿El uno por ciento de los muertos? Usted debe pedir perdón. Está obligado a reconocer que su estrategia ha sido contraproducente. Miles de muertos, putrefacción de instituciones, crecimiento de los cárteles… ¿Dónde están las ganancias de su estrategia?”.

Felipe Calderón no se escondió. Citó con nombres y apellidos a muchas de las víctimas, se hizo partícipe de su dolor y reconoció las vergüenzas de unas instituciones infiltradas por el crimen, de unos jueces que -“aunque no lo podamos demostrar”- cobran de los carteles para dejar libres a los asesinos, de unos obispos a los que llamó “raza de víboras” por expresar su apoyo a reyezuelos locales manifiestamente corruptos. El presidente de México llegó a reconocer delante de las víctimas y de todo el país su cuota de responsabilidad: “Coincido en que debo pedir perdón, pero no por haber sacado a las fuerzas federales a combatir a los criminales. En eso, Javier, te tengo que decir que estás equivocado. Sí, tengo que pedir perdón, pero por no haber podido evitar que mataran a tu hijo Francisco y a tantos otros…”. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: