Saltillo, una plaza en disputa por el narcotráfico

Por Javier Estrada
Martes, 15 de marzo de 2011 a las 09:55

(CNNMéxico) — A Amanda García le arrebataron la tranquilidad de vivir cuando en la noche del pasado 4 de marzo vio circular a toda velocidad y en sentido contrario un convoy de militares en una importante avenida al norte de Saltillo, capital del estado de Coahuila.

La abogada había tomado una ruta alterna para llegar más rápido a su casa, y estar con su hijo de siete años. Era un día difícil: siete personas habían muerto y cuatro policías resultaron heridos en una serie de balaceras que generaron alarma en la ciudad, según informes de la Fiscalía General del estado.

A escasos metros de llegar a su domicilio, un retén del Ejército le marcó el alto. “Cuando me estacioné vi por lo menos 6 soldados delante de mi coche, descendiendo de un vehículo, que me apuntaban pidiéndome que me bajara (…) Uno se aproximó a mi puerta y escuché un sonido que no había escuchado jamás, al parecer de un arma cuando se le quita el seguro. Pocas veces en mi vida había sentido tanto miedo”, contó a CNNMéxico.

Después de la inspección, los soldados dijeron a Amanda que buscaban un automóvil parecido al suyo y que ya podía regresar a su casa. “En situaciones normales, el Ejército no me genera menor angustia, al contrario. Pero ese día, de verdad pensé que iban a dispararme (…) Nunca había visto la ciudad vacía”.

Dos días después, un soldado murió y otro resultó herido en un enfrentamiento con presuntos miembros de la delincuencia organizada en la carretera antigua a Monclova, cerca del municipio conurbado de Ramos Arizpe, después de que se registraran al menos cuatro bloqueos viales en distintos puntos de Saltillo, de acuerdo con la versión de la Fiscalía.

Saltillo, con sus poco más de 700 mil habitantes, es una ciudad colonial que hasta hace poco era reconocida por su impulso a la industria, principalmente de la construcción y automotriz —ahí tienen plantas automotrices como General Motors, Chrysler y Freightliner—. Sin embargo, la situación ha cambiado progresivamente hasta alcanzar notoriedad nacional por otros motivos.

Según un reporte de la consultora privada Stratfor, los llamados cárteles del Golfo y Sinaloa formaron la Nueva Federación, una alianza contra el grupo delictivo de Los Zetas, y lanzaron una ofensiva para controlar las rutas del trasiego de droga en el noreste del país.

Aquí había pactos y en este momento esos pactos quedaron rotos y empieza a haber una lucha de varios grupos delictivos por esta plaza. Esto es evidente”, advierte a CNNMéxico el obispo de Saltillo y defensor de derechos humanos, Raúl Vera.

CNNMéxico solicitó una entrevista con personal de la Fiscalía de Coahuila para pedir su versión sobre el fenómeno delictivo en Saltillo y el resto del estado, pero no recibió respuesta al momento de la publicación de esta nota.

“Esto era algo que se venía viendo desde hace rato (en Saltillo): la disputa no sólo por el control del territorio para rutas de trasiego (de droga), sino el control de la población, vía el terror, el control de la misma economía”, recalca la directora del Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, Blanca Martínez.

En cuatro años del mandato de Felipe Calderón se registraron en México 34,612 homicidios relacionados con la delincuencia organizada, de los cuales 659 ocurrieron en el norteño Coahuila, según cifras del gobierno federal. De éstos, poco más del 3% se presentaron en Saltillo.

En situaciones normales, el Ejército no me genera menor angustia, al contrario. Pero ese día, de verdad pensé que iban a dispararme (…) Nunca había visto la ciudad vacía
Amanda García, habitante de Saltillo, Coahuila

Como en los vecinos estados de Nuevo León y Tamaulipas, todos frontera con Estados Unidos, Coahuila ha registrado picos de violencia asociados con la captura o asesinato de importantes líderes del narcotráfico que tenían influencia en la entidad.

Las cifras de homicidios dolosos del fuero común también se han disparado en los últimos 3 años. En 2010 se registraron 361, 33% más que en 2009, el doble que en 2008 y 66% más que en 2007, de acuerdo con el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI).

“En la ciudad la gente está con miedo, se siente en las calles, casas, con los amigos. En las pláticas ahora todo es sobre inseguridad”, cuenta Jorge Muñiz, un joven diseñador gráfico que reside en la ciudad.

Un día después del enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y presuntos delincuentes, surgió en las redes sociales el rumor de que en Saltillo había un toque de queda, que más tarde fue desmentido por el gobernador Jorge Torres López.

“Aun así la ciudad tomó sus precauciones y ese falso toque de queda se convirtió en una realidad: la ciudad estaba desierta a partir de las 5 de la tarde, había muy poca gente en las calles (…) y después de las 7 de la noche, parecía una ciudad fantasma, negocios cerrados, con poco trafico”, narra Muñiz.

“Creo que esto es sólo el comienzo de los hechos violentos. Se ha visto en otras ciudades cercanas a esta localidad, como Monterrey —capital de Nuevo León— que también así comenzaron y ahorita son ciudades donde se vive un clima de violencia fuerte”.

Como en la tendencia nacional, la mayoría de los delitos del fuero federal en Coahuila están relacionados con el narcotráfico. En 2010 se registraron 253 delitos contra la salud y en 2009 fueron 410, que representan el 19% y 28% del total en el estado, respectivamente, según las estadísticas de la Procuraduría General de la República (PGR).

Las desapariciones forzadas

Otro indicador de la creciente inseguridad en Saltillo y el resto de Coahuila es el incremento de las desapariciones en los últimos dos años, donde la mayoría de los casos se presume está involucrado el crimen organizado.

De 2007 a enero de 2011, el Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, en coordinación con las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas de Coahuila, documentaron 118 desapariciones, de las cuales 91 presumen que se relacionan con el crimen organizado, de acuerdo con un reporte de las organizaciones proporcionado a CNNMéxico.

El documento indica que la edad de las víctimas ronda en un promedio de 30 años, la mayoría son hombres, cinco de ellos son menores de edad al momento de su desaparición y cinco son mujeres. Además, sólo en 1 de los 118 casos hay elementos para suponer que el objetivo de la desaparición pudiera ser el secuestro, pero en el resto nunca hubo solicitud de rescate.

Otro dato característico de las desapariciones en Coahuila es que se dan de manera colectiva, pues sólo 17 fueron desaparecidos individualmente, y en 23 casos hay una presunta intervención de funcionarios de Seguridad pública y las fuerzas armadas, según reportan las organizaciones.

Los años con mayor incidencia fueron 2009, con 75 víctimas, y 2010, con 32. Saltillo ocupa el segundo lugar en desapariciones documentadas por las organizaciones, con 19 víctimas, superado por Piedras Negras, con 39.

Se trató de contactar a la Fiscalía del estado y a la Unidad de Vinculación Ciudadana del Ejército para conocer su versión de los hechos, pero no se obtuvo una respuesta.

Saltillo, refugio para Los Zetas

La capital de Coahuila podría ser considerada como un refugio para Los Zetas, aseguró el cónsul estadounidense en Monterrey, Bruce Williamson, en un cable diplomático filtrado por WikiLeaks en diciembre de 2010.

El cable 10MONTERREY66, creado en febrero de 2010, abunda en las dudas que el gobierno de Estados Unidos tiene sobre la eficacia del Ejército mexicano en la lucha contra el crimen organizado.

En otro cable de 2009 filtrado por WikiLeaks y publicado por el diario La Jornada, el mismo cónsul explica que el modelo de seguridad emprendedido por el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, no era el más adecuado, y lo calificó como “pasos de bebé”.

De 2009 a 2010, el gobierno estatal militarizó 16 policías locales, incluida la de Saltillo, con el llamado ‘Modelo Coahuila’, que fue sustituido por la iniciativa del mando único policiaco. A raíz de la aprobación de este proyecto, todos los mandos militares a cargo de las secretarías de seguridad municipales renunciaron.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: